Deportes Destacados

Lanzan campaña para ayudar a los deportistas bolivianos

PáginaSIETE

“Pido ayuda, de donde sea. No tengo indumentaria, la que tengo está rota”, dice Aldo González, representante boliviano en impulsión de bala para Cocha 2018.

Necesita 5.000 bolivianos. “Pido ayuda, de donde sea. No tengo  indumentaria, la que tengo está rota”, dice Aldo González, representante boliviano en impulsión de bala de los Juegos Suramericanos.  Cansado de clamar por  la colaboración de  las autoridades y la   dirigencia deportiva, el cruceño apela a la solidaridad del público.

Su realidad, como la de varios representantes nacionales, es motivo de adhesión  en las redes sociales. “Ya que el Gobierno no hace nada, nosotros comenzamos una campaña para que la gente nos ayude a alimentar a los deportistas que llegarán a Cochabamba por sus propios medios y no tienen dinero para alimentarse antes del inicio del evento”, dice Daniela Mendieta, del Gimnasio Evolve, que tiene  una campaña solidaria para recaudar fondos.

“Necesitamos verduras, frutas, suplementos, cereales. Ya tenemos la colaboración de un chef. Estamos en el parque del Arquitecto, en la avenida Uyuni número 1159”, detalla Mendieta.

Otras iniciativas también se suman. “Definitivamente no hay apoyo de las autoridades. (…) Por ello pongo a disposición mi club TeamHercon que estará a su servicio y apoyo logístico en los Juegos”, asegura el mensaje de  Carlos Herbas en Facebook.

Cuando faltan ocho días para el inicio de Cocha 2018 (del 26 de mayo al 8 de junio), varios atletas nacionales insisten en su pedido de ayuda . Sin recursos económicos  para hospedaje, alimentación y ropa deportiva, el público es su último recurso.

“No sé qué hacer. Me faltan unos 5.000 bolivianos que me servirán para trasladarme a Cochabamba, para alimentación, para pagar a un fisioterapeuta y para comprar la indumentaria de competencia, la que tengo está rota. Pido que la gente en general me ayude”, añade González, quien  interrumpe su trabajo como instructor de atletismo para hablar de su necesidad.

Para representar al país, González se entrena todos los días, “de 8:00 a 13:00. Como un poco y a las 14:00 trabajo como instructor de atletismo, hasta las 18:00. De 19:00 a 0:00 trabajo en una fábrica porque tengo que mantener a mi familia”.

El montereño González es uno de los mejores atletas del país y de la región. “Soy campeón nacional en impulsión de la bala, estoy entre los 10 mejores de Sudamérica. Tengo el récord nacional con 19m11cm. En 2013 logré oro en los Juegos Bolivarianos, luego en los siguientes Bolivarianos conseguí bronce, lo mismo que en los anteriores Suramericanos. Ojalá puedan patrocinarme y ayudarme”, refuerza el competidor nacional.

Sus argumentos son los mismos en otras disciplinas deportivas. “Hoy (ayer) viajaré  a Cochabamba. Iré a la terminal (de Sucre) para ver si puedo conseguir un boleto a 80 o 90 bolivianos. Cuando llegue a la sede de los Juegos, no sé si tendré hospedaje. Hay una mala organización. Pero estoy llevando dinero para buscar un alojamiento de 70 bolivianos, no tengo para más”, cuenta el boxeador  José Luis Mamani, mientras alista su maleta para el periplo.

 “Ni el saludo recibí”

El pugilista chuquisaqueño tiene el apoyo de sus padres y sus hermanos. “Ellos me dan dinero. Todo es por amor al deporte. Desde que comencé a competir, en 2012, siempre fue así. Yo estoy acostumbrado porque en los Bolivarianos  ni el saludo recibí”, asegura.

Las necesidades de Mamani son muchas. Prefiere olvidar las cuentas. “No sé ni cuánto dinero invertí en mi preparación. El dinero no me alcanza, por eso no viajé antes a Cochabamba. No tengo para pagar el hospedaje, tampoco un gimnasio”, finaliza el deportista capitalino.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *