Destacados Varias

El centro paceño retorna a la normalidad, pese a la cuarentena total

 

El COED ratificó que las medidas de restricción se mantiene ante el número de contagios, sin embargo hubo circulación de vehículos que provocaron trancaderas.

 

Página Siete Digital

 

El centro paceño volvió a la normalidad a pesar de que se mantiene la cuarentena estricta por el Covid-19. La mañana de este lunes reaparecieron los embotellamientos, el comercio informal y circulación normal de personas. Sólo faltaron los vehículos de transporte público para completar el caos.

Desde temprano se escucharon los bocinazos. Cerca de El Prado, en las calles Batallón Colorados y Federico Suazo, hubo trancaderas, esas arterias solo se despejaron cuando un convoy de vehículos del Ejército pasó con las sirenas encendidas.

Por la zona de San Pedro mucha gente, más de la habitual, caminaba hacia el mercado Rodríguez con sus barbijos, en algunos casos con guantes de látex, ante un control mínimo por parte de la Policía y del Ejército.

Los carros repartidores de alimentos cumplieron sus funciones con regularidad, pero aparecieron muchos vehículos particulares que sin permiso circulaban por el centro. Muchas personas con sus compras de mercado intentaron parar esos carros para que les lleven, más de uno hizo de taxi.

 

Más arriba, en la plaza Israel, se instaló un mercado informal en el que comerciantes vendían fruta, verduras e incluso artículos de bioseguridad como barbijos y guantes.

Por la zona de Sopocachi, en la calle Jaimes Freire, los autos particulares se apoderaron de las calles, muchos de ellos parqueados en sectores prohibidos, mientras que los dueños de éstos aprovecharon para hacer sus compras.

En la plaza España se vio un grupo reducido de policías que controlaba la circulación de autos, pero a pesar de ello había congestión.

Más bajo, en la plaza Isabel La Católica se instaló un punto de control militar donde sí se exigía el permiso correspondiente a los conductores y se inspeccionó por medio del código QR que entregó la Agetic.

Cerca de la plaza Murillo, en las calles Mercado, Loayza y Potosí también se vio decenas de motorizados, mucho bocinazo y embotellamientos como en una jornada habitual de trabajo. En la calle Colón también hubo caos, la trancadera se extendió hasta la avenida Mariscal Santa Cruz, no había ingreso a El Prado.

El mercado Yungas fue uno de los sectores en que aparentemente se respetó la medida, la afluencia de gente fue como en las anteriores jornadas de cuarentena. Más abajo, por la plaza Uyuni, pasó lo mismo, una vez que no se permitió el asentamiento de vendedores como ocurrió en días pasados.

Hubo desinformación en esta jornada. Algunas personas se excusaron para salir en el anuncio de que las actividades se normalizaron en la Sede de Gobierno.

La decisión del COED

El Comité de Emergencia Departamental de La Paz (COED) ratificó el domingo que la cuarentena rígida continuará hasta el 31 de mayo en los municipios de La Paz y El Alto. En el caso de las otras 85 poblaciones del departamento paceño, el gobernador Félix Patzi explicó que el miércoles se reunirá con  los alcaldes y se definirá el tipo de medida de acuerdo con  el Decreto Supremo 4229.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, anunció que en la urbe se mantiene la cuarentena estricta, además reiteró que no habrá ningún tipo de flexibilización y pidió a la población cumplir con todas las restricciones. Su par de El Alto, Soledad Chapetón, dijo que esta semana se elaborará una serie de normas para la reactivación de economía de  la urbe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *