Destacados Varias

Cumbre del Mercosur: portazo virtual de Argentina cuando Añez empezaba a hablar

 

El presidente Alberto Fernández dejó la reunión cuando su homóloga boliviana iba a intervenir, ya que considera que el de Bolivia «es un gobierno de facto”.

Como nunca había ocurrido en una cumbre del Mercosur, los presidentes de la región sesionaron este jueves de manera remota, por videoconferencia. Eso impidió ver algunos «detrás de escena». Sin embargo, con el correr de las horas, la decisión del mandatario argentino, Alberto Fernández, ​de marcharse de forma sorpresiva cuando comenzaba a hablar la presidenta Jeanine Añez fue tomada por el resto como un desplante.

Los televisores de Argentina se apagaron justo después de que el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, terminó su alocución y justo empezaba a hablar la presidenta Añez. Si estuvieran juntos en persona, eso es como si el Jefe de Estado argentino se levantara y se fuera del salón de sesiones. Bolivia como Chile —Sebastián Piñera ​también habló en la videoconferencia— son Estados asociados.

Consultada una fuente en Presidencia de Argentina, señalaron que efectivamente «el Presidente se levantó del plenario por considerar que Bolivia es un gobierno de facto».

El Gobierno de Fernández no reconoce al de Añez, por considerar que asumió después de un golpe de Estado contra Evo Morales, a quien dio refugio apenas asumió el poder.

Jair Bolsonaro lamentó que Bolivia no pueda participar de la previa de la cumbre. Una fuente diplomática señaló que Argentina se oponía, aunque el diario argentino Clarín no pudo confirmarlo.

En los dos documentos finales se acordó que no estuvieran incluidos ni Venezuela ni Bolivia para evitar opiniones encontradas​.

Por su parte, Añez, cuyo gobierno protestó en determinadas oportunidades por el trato argentino, saludó a Fernández igual que al resto en la reunión de este jueves. En su discurso reafirmó la realización de los comicios generales en el país el 6 de septiembre.

«Permítanme remarcar la convicción y el compromiso firme de mi Gobierno por resguardar el proceso democrático y electoral», apuntó Áñez y aseguró que  «la nación boliviana trabaja para consolidar la democracia como convivencia solidaria entre ciudadanos libres e iguales».

El Presidente argentino participó de su primera cumbre y de su primer encuentro con Bolsonaro, con el que tiene una mala relación y con quien nunca habló.

Aun así, la cumbre pareció correr en armonía más allá de las diferencias que tienen Bolsonaro, Mario Abdo Benitez y Lacalle Pou con Alberto Fernández. Diferencias en la búsqueda de acuerdos de libre comercio, también repecto a Bolivia y Venezuela. Pero todos lo nombraron con respeto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *