Destacados Varias

Amenazados por el narcotráfico, los Yuquis solicitan al Gobierno intervenir su territorio

 

Erbol

 

El pueblo indígena Yuqui, cuyo territorio originario está ubicado ancestralmente en la región amazónica que hoy se denomina como el Trópico de Cochabamba, denunció que se encuentra amenazado por las actividades ilegales del narcotráfico.

Dos líderes indígenas yuquis denunciaron las actividades ilícitas, así como el amendrentamiento y las amenazas que los preocupan, temiendo por su subsistencia como pueblo.

“Estamos muy preocupados, el pueblo yuqui no puede desaparecer”, advirtió el asambleísta Abel Yaira Guagasú, en entrevista con ERBOL, como representante de dicha nacionalidad indígena en la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba.

Por dichas razones, el Consejo Yuqui solicitó recientemente al Gobierno que en el marco de la ley intervenga de manera urgente en su territorio para instalar puestos de control, además de investigar y sancionar estos presuntos delitos a fin de proteger a las familias yuquis.

“En calidad de propietarios y respetuosos de las leyes nacionales, solicitamos al Ministerio de Gobierno una intervención urgente al territorio, con la instalación de un puesto de control de UMOPAR en nuestra TCO, patrullajes permanentes para proteger a las familias yuqui, y una investigación urgente sobre las supuestas actividades ilegales en nuestro territorio”, dice el pronunciamiento del Consejo Yuqui.

El vicecacique del Consejo Yuqui, Abel Isategua, pidió que se investigue también una supuesta pista clandestina en la comunidad de Tres Islas.

“Nosotros estamos preocupados, hay hermanos yuquis que están dentro de nuestro territorio que son no contactados”, agregó el dirigente.

En su pronunciamiento, el Consejo Yuqui también recordó que “lamentablemente en los últimos años, se ha conocido rumores de la presencia de actividades consideradas ilegales en el territorio, en inmediaciones de comunidades del consejo CIRI, como ser cuartoneo de madera y producción de coca”.

Yaira detalló que el pueblo Yuqui vivió ancestralmente en todo el Trópico de Cochabamba, pero que fue arrinconado y ahora está compuesto por 349 personas dentro de 125 familias que viven principalmente de la pesca, la caza y siembra de algunos granos como el arroz.

El representante legislativo lamentó que con el argumento de que “los yuquis son muy pocos, tienen mucha tierra” quieran despojarles de sus derechos e invadir su territorio.

Como antecedente, denunciaron que el 21 de marzo ya había denuncias sobre tráfico de substancias controladas en la zona, como gasolina y otros precursores, y que entonces el Consejo Yuqui ha intentado frenar el paso de brasileros, colombianos y colonos, ligados al comunarios Consejo CIRI.

Agregaron que esta situación “generó una reacción agresiva de parte de estos comunarios que agredieron a mujeres yuqui, con niños en brazos, ancianas y quemaron la tranca de control, hecho que fue documentado”.

El CIRI (Consejo Indigena del Rio Ichilo) representa a algunos indígenas interculturales producto de las uniones entre algunos yuracarés y los denominados colonizadores interculturales que cultivan principalmente coca en su territorio.

“Ellos han peleado contra nosotros, han agredido a los niños, a las mujeres, a ancianos que están enfermos”, lamentó el pronunciamiento de los Yuqui.

Por ello, exigen realizar una investigación sobre la violación a los derechos humanos de las mujeres indígenas yuqui, ancianas y otras que tenían niños en brazo agredidas en la tranca y se apliquen sanciones.

En ese contexto asimismo solicitan “identificar a las personas que quemaron del puesto de control «tranca» que es el ingreso a nuestro territorio, y que constituye una vulneración a nuestros mecanismos de defensa territorial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *