Destacados Varias

Mesa declara ante la Fiscalía y ratifica su denuncia contra Evo como autor del fraude electoral

 

Según Mesa, el fraude se consumó a través de cuatro delitos electorales: falsificación de documentos o uso de instrumento falsificado, obstaculización de procesos electorales, manipulación informática y alteración y ocultación de resultados.

 

Página Siete Digital

 

El candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, prestó este lunes sus declaraciones informativas ante la Fiscalía de La Paz, en las que ratificó su acusación contra el expresidente Evo Morales, sus principales ministros y el exvicepresidente Álvaro García Linera como autores y principales responsables del fraude electoral en las elecciones del 20 octubre de 2019.

El candidato corroboró ante el fiscal y los investigadores asignados al caso que el interés de los acusados para consumar el fraude era evitar la segunda vuelta entre el binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Comunidad Ciudadana, y perpetuar en el poder el poder a Morales, señala una nota de prensa del partido naranja.

Reiteró que su denuncia contra Morales y sus principales colaboradores persiguen tres objetivos, según la nota de prensa. El primero es «sentar un precedente aleccionador e histórico para que nunca más en Bolivia un Presidente del Estado, abusando de su poder, se burle del voto popular». El segundo objetivo es que «se imparta justicia castigando penalmente a los principales responsables del fraude» y por último que se reparen, del patrimonio de los responsables, los gastos en las elecciones de 2019, que ascienden a 217 millones de bolivianos.

Según Mesa, el fraude se consumó a través de cuatro delitos electorales: falsificación de documentos o uso de instrumento falsificado, obstaculización de procesos electorales, manipulación informática y alteración y ocultación de resultados. Estos delitos fueron comprobados en los Informes Preliminar y Final de la Misión de Observación Electoral y en los Informes Preliminar y Final de la Misión de Auditoría de la OEA y de la Unión Europea.

El también expresidente, que ya presentó sus pruebas junto a su denuncia el 12 de febrero de 2020, declaró que los denunciados cometieron graves irregularidades. Señaló que entre las evidencias más relevantes de esos delitos figuran la falsificación de actas electorales, suspensión dolosa de la transmisión del TREP, alteración y manipulación de datos a través de servidores clandestinos y ocultamiento de resultados a la población.

Reiteró que el único partido político que resultó beneficiado con este fraude, al evitarse la segunda vuelta electoral, fue el MAS y las víctimas de este delito es el pueblo boliviano, los electores, el Estado, el binomio de la Alianza Comunidad Ciudadana y sus candidatos a senadores y diputados que no llegaron a ser electos como consecuencia de este fraude.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *