Destacados Varias

Cónsul de Bolivia solicitó al TSE cambiar a 7 funcionarios que trabajan en Argentina

 

El representante diplomático recordó que en Buenos Aires hay un importante número de electores, que es superior al padrón registrado en el departamento de Pando.

 

ABI / La Paz 

 

El cónsul general de Bolivia en Buenos Aires, Alberto Pinto, informó este viernes que solicitó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) cambiar a siete funcionarios, que trabajan de forma permanente, en esa institución en Argentina, con el fin de garantizar la transparencia del proceso electoral del 18 de octubre.

«Hemos solicitado al Órgano Electoral que sería pertinente el cambio total del personal permanente que está acá, en Buenos Aires, y que aún no ha sido cambiado para que se pueda garantizar la votación transparente de los bolivianos en el exterior», afirmó Pinto, durante una entrevista con Correo del Sur Radio.

El representante diplomático recordó que en esa ciudad hay un importante número de electores, que es superior al padrón registrado en el departamento de Pando.

Ante esto, Pinto afirmó que es necesario que los funcionarios que trabajan de forma permanente en el Órgano Electoral y los que fueron contratados para el día de votación no tengan ninguna militancia política y cumplan con los requisitos establecidos.

«Para garantizar que las elecciones sean limpias, es pertinente que ya no estén los anteriores funcionarios», afirmó el diplomático.

El jueves, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia reclamó al gobierno argentino los actos de intromisión en asuntos internos que cometieron funcionarios de la nación vecina, quienes se dieron atribuciones respecto a los comicios de octubre de este año.

Anoche, la canciller Karen Longaric expresó su temor por una posible «manipulación» de votos en la Argentina durante los comicios generales y pidió al TSE tomar las medidas necesarias para evitar un eventual fraude electoral.

En esa línea, se sugirió al Órgano Electoral cambiar a los funcionarios acreditados en el vecino país, pues ellos trabajaron cuando se registró el presunto fraude electoral, el 20 de octubre de 2019.

El 22 de agosto, el subsecretario argentino de Obras Públicas, Edgardo Depetri, reveló que se reunió con el expresidente Evo Morales, refugiado en ese país, y se comprometió «a fortalecer la participación de migrantes bolivianos» en las elecciones de octubre.

En ese entendido, Pinto afirmó que el Consulado y todas las representaciones diplomáticas están enfocadas en garantizar que la votación de los bolivianos sea transparente.

En noviembre de 2019, la misión de observación de la Organización de los Estados Americanos (OEA) no pudo avalar los resultados de los comicios del 20 de octubre de 2019 debido a varias irregularidades y la «manipulación dolosa» en la transmisión de esos resultados que dieron la victoria en primera vuelta a Morales.

Tras el reporte de esa misión internacional y aun siendo presidente, Morales convocó a nuevas elecciones, pero con otras autoridades electorales. Tras ese anuncio, el mandatario dejó el cargo y se fue del país.

De este modo, esas elecciones se anularon y todos los vocales del TSE fueron destituidos por un pedido público, expresado por el propio Morales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *