Destacados Varias

Militar con ascenso aprobado por Arce fue imputado en 2021

 

El daño económico es de más de $us 1 MM. Según la LOFA, el Comando en Jefe y el Presidente debieron restringir el ascenso del general Jaime Soria.

Carlos Quisbert / La Paz

El Ministerio Público imputó al militar de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Jaime Soria en 2021 por un hecho de corrupción detectado en la compra de un motor de avión, situación que causó un daño económico que supera el millón de dólares en 2017. Es el segundo caso de un oficial comprometido en irregularidades, pero cuyo ascenso al grado de general ya fue aprobado por el presidente Luis Arce y la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Según la imputación emitida por el fiscal Harold Jarandilla el 12 de febrero de 2021, Soria, en su calidad de exgerente de la empresa estratégica estatal Transporte Aéreo Boliviano (TAB), realizó la compra irregular de un motor de avión dañado, pese a que se conocía que estaba en mal estado. Los informes internos también develaron que como agravante se tiene que el motor fue colocado en una aeronave, antes de la firma del contrato de compra.

El oficial fue imputado por uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

En la imputación, a la que tuvo acceso Página Siete, también figura como sindicado el exgerente de aeronavegabilidad del TAB  Luis Melean  por incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

Soria sería el segundo caso de un oficial cuyo ascenso a general en las Fuerzas Armadas (FFAA) se da pese a que fue procesado. El primero fue el general Juan José Zúñiga, del Ejército, quien junto a otros 12 uniformados fue sancionado -internamente- con siete días arresto por el robo de 2,7 millones de bolivianos que estaban destinados al operativizar y pagar el Bono Juancito Pinto y Renta Dignidad en 2012 y 2013.

Contraparte

Página Siete se contactó con el oficial procesado para conocer su versión, el mismo se disculpó y señaló que no contaba con autorización para dar declaración.

Por otro lado, desde el Ministerio de Defensa se informó que el ministro, Edmundo Novillo, solicitará un informe sobre dicho proceso penal y se dejó sin fecha una solicitud de entrevista con la autoridad, para consultar sobre éste y otros casos de corrupción en el que están comprometidos los militares.

TAB

En la relación de hechos, se detalló que Soria, en su calidad de gerente del TAB,  adquirió el motor ESN-455341 de la empresa Caribe Aviatión USA Corp. “Siendo que el motor había sido instalado antes de la suscripción de dicho contrato”, señala el documento.

El fiscal Jarandilla afirmó que Soria incumplió sus obligaciones al omitir la norma para compras en el exterior. La imputación también hace referencia a dos informes, uno previo y otro posterior a la compra del motor, en los que se establece que el mismo presentó fallas antes y después de la adquisición.

El precio pagado por la compra del motor fue de 950 mil dólares, pero los percances mecánicos provocaron un gasto adicional para el TAB de 191 mil dólares.

De acuerdo a la Ley Orgánica de las FFAA (LOFA) y reglamentos para el ascenso al grado de general, Soria no podía ser habilitado para esa promoción debido al incumplimiento de requisitos en la formación militar.

Por la imputación sobre la compra irregular del motor de avión para el TAB, el comandante de la FAB, Marcelo Heredia, debió disponer que Soria pase a la “Letra E de disponibilidad”, según la norma militar. Sin embargo, al momento de la evaluación de méritos por parte de una comisión de las FFAA no se tomó en cuenta este caso en la hoja de vida del militar.

El ascenso del general Soria figura en la Resolución Camaral 08/2021-2022, emitida por la Asamblea Legislativa controlada por el MAS, que ratificó la propuesta del Ejecutivo. Solo queda pendiente la confirmación del ascenso, debido a que el presidente Luis Arce aún no realizó el acto de imposición de grados para esta lista de oficiales.
Más cuestionados

  • Ejército Uno de los primeros ascensos cuestionados fue el de Juan José Zúñiga, actual jefe de Estado Mayor del Ejército, quien además de un proceso de corrupción sancionado en 2014, ocupaba el número 48 de méritos en su promoción, compuesta por 68 oficiales de la promoción 1990. Además no cumplía con el requisito de dos años en una unidad fronteriza.
  • FAB Otro general cuestionado es el comandante de la FAB, Marcelo Heredia. En su gestión como jefe del Departamento III de esa fuerza  se autorizó el vuelo del avión FAB-046 del 5 de noviembre de 2020, en el que los exministros Fernando López y Arturo Murillo  lograron salir del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *